BIENVENIDA

¡Bienvenidos a Madrid!

Amigos y compañeros, como presidenta del 9º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología Pediátrica, y en representación del Comité Organizador, me dirijo a vosotros con ilusión ante la cercana celebración de nuestro congreso.

Aunque tomo la palabra, solo soy portavoz de un esforzado grupo de profesionales de varios centros de nuestra ciudad, que llevamos algún tiempo preparando un programa que esperamos colme vuestras expectativas. Durante los tres días que vamos a compartir, trataremos de aquellas patologías más prevalentes que todos vemos en la consultas, intentando actualizar aquellos aspectos más novedosos. Tendremos tiempo también, para detenernos en enfermedades no tan frecuentes y que están en un constante proceso de innovación y desarrollo, por lo que es especialmente importante, que los profesionales que están más al día en ellas, nos ilustren con sus investigaciones y sus conocimientos. No nos hemos olvidado de las continuas novedades en el campo de la terapéutica en reumatología. Estamos también muy contentos de incorporar al programa patologías emergentes, no estrictamente reumáticas, pero que cada vez con más frecuencia nos plantean un diagnóstico diferencial que debemos aprender a manejar. Y por último, una parte importante de nuestro congreso se dedicará a temas más prácticos, como casos clínicos y talleres, que pueden ayudarnos a desempeñar nuestro trabajo diario. Vamos a contar con ponentes de gran nivel científico, tanto de nuestro país como europeos, que nos van a hacer fácil cumplir nuestros objetivos.

Además de los objetivos científicos, no queremos dejar pasar esta oportunidad que la ciudad de Madrid, acogedora, hospitalaria y cosmopolita nos brinda. Así pues, queremos tener tiempo para compartir con todos los miembros de esta sociedad diversa y todos los profesionales interesados en la reumatología pediátrica, algunos momentos de entretenimiento, encuentro y acercamiento.

Esperamos que disfrutéis de estos días entre nosotros y que nuestros pacientes, los niños, sean los más beneficiados de nuestro encuentro.

Cristina Calvo Rey
Unidad de Reumatología Pediátrica
Hospital Universitario Severo Ochoa.